domingo, 10 de enero de 2010

Soundtrack de hoy: Boucing off the satellites (1985)

A menudo infravalorado o desapercibido en la discografía de los B-52´s, Bouncing off the satellites es un buen disco de la banda de Athens, Georgia. Agradablemente transitable, de principio a fin. ¿Qué más se puede pedir? Canciones pop, atmósfera futurista, despreocupación y baile.

El disco es- además- una fotografía del grupo en un momento de tristeza que pelea por no colarse en la música: acababan de perder a uno de sus integrantes, el hermano de Cindy, Ricky Wilson. De hecho, muchos de los temas de Boucing... fueron compuestos por él y su voz llega a aparecer en algunos coros.

Summer of love, Girl from Ipanema goes to Greenland, la sesentosa Theme for a nude beach, She breaks for rainbows y la melancólica y bellísima Ain´t it a shame. Algunos entre varios momentos buenos de este álbum.

8 comentarios:

Sebastián dijo...

Muy de acuerdo. El album corrige el mal paso de Mesopotamia y anticipa lo que después, recuperados, plasmarían en Cosmic Thing: algo así como un pop alegre, adulto y sofisticado. De hecho, si hubieran sido incluidas en el último álbum, Summer of Love y Greenland podrían disputar primeros puestos con Roaam y Love Shack.

ultravivido dijo...

Si, esos singles ya se empiezan a encaminar a lo que los B-52´s redondearían en los 90´s. Hay que reconocer que con Cosmic Thing renacieron de forma notable. Sigue siendo un discazo.

Copetín dijo...

Bueh... yo no lo puedo hacer sonar en tu casa y de repente lo rescatás... en fin... jajajaja!!!

Sebastián dijo...

Seguramente exagere un poco, pero ya que mencionaste falta de valoración, me tienta asociarla a la banda en general. ¿No hay algo de su influencia dando más vueltas de lo que en general se reconoce? (Yendo bien cerquita, me parece que Miranda tiene algo que agradecerles, ¿no?)Quizás les haya faltado consolidar un poco más esto que menconábamos en Cosmic Thing -y a Kate Pierson hacer un par de duetos más, quizás-, pero me parece que asociarlos exclusivamente con la extravagancia adorable de los primeros discos es un poco como dejar a los Beatles en Love Me Do y a los Beach Boys en Surfin' Usa.

Sebastián dijo...

Y otra cosa:a pesar de que el album tiene mucho de los chirimbolitos samplados de la época, se deja escuchar bien igual.

ultravivido dijo...

Si, en esto ultimo concuerdo: se deja escuchar muy bien a pesar que suena mid eighties.

Yo no equipararía al primer B-52´s con la simpleza tontona de los primeros Beatles o Beach Boys. Eran potentes y originales y hay que recordar el flash que debe haber sido verlos en aquel contexto (1978!). Muy desencajados para la epoca.

Despues maduraron (perdiendo muy poca frescura)y entraron en una carrera algo erratica. Todavia no se por que tantos baches de años entre disco y disco.

Darío dijo...

Discazo!

Ian dijo...

Me parece un disco del monton... Ya se habia muerto Ricky Wilson y la banda llego a este disco sin muchas ideas (un disco de transición) hasta que el año 89 los encontro en su mejor momento con "Cosmic Thing". De ahi en adelante pasaron a ser una banda olvidable.