viernes, 13 de agosto de 2010

Clásicos: Excitable boy (Warren Zevon, 1978)

A ver si este viernes gris de Buenos Aires levanta un poco con un clásico de bar.

Grabado en 1978, "Excitable boy" (o "Muchacho excitable", como reza mi edición nacional en vinilo) es -por lejos- el clásico de Warren Zevon. El songwriter americano que en la discoteca bien podríamos ubicar a mitad de camino entre JJ Cale y Ian Dury. Aunque el bueno de Warren siempre tuvo su propio valor agregado: esas letras llenas de sarcasmo sobre la vida política y social americana. 

"Excitable boy" fue además el primer golazo de Zevon y aún hoy se mantiene como su best selling album, bajo la astuta producción de los ya por entonces veteranos Jackson Browne y Waddy Wachtel. El mérito de la dupla, en todo caso, fue hacer encajar las canciones en un sonido limpio y de FM, sin perder el filo ni el golpe rockero.

"Johnny Strikes Up the Band", primer clásico, imagina como sería esa vida dedicada al rock and roll y "Roland the Headless Thompson Gunner" baja la intensidad para contarnos la historia del fantasma sin cabeza de Roland, asesinado en la Guerra Civil Nigeriana por un mercenario. La canción (que fue la última que Zevon tocó en vivo en el Late show with David Letterman de 2003) fue coescrita con David Lindell, un personaje que nuestro héroe conoció en un bar sórdido de España.

Y podríamos estar toda una tarde tarareando esos encantadores coros de chicas en el tema "Excitable boy", claro. Canchera, con lujitos aquí y allá, la canción pasará a la historia como otro standard de Zevon. 

Pero si de clásicos hablamos, a continuación tenemos "Werewolves of London". ¡No hay que ser demasiado sagaces para escuchar aquí  a la "hermanita mayor" de "Lobo hombre en París" de los españoles La Unión! Al sentido del humor que maneja la canción ("I saw a werewolf drinking a piña colada at Trader Vic's, his hair was perfect!") hay que sumarle, desde ya, esos aulliditos de hombre lobo tierno ("Ah uhhhh") de Warren, que le dan el toque memorable. Para los fanáticos de los datos, en el track grabó la base rítmica de los Fleetwood Mac: John McVie y Mick Fleetwood. En realidad, todo el álbum se armó alrededor de la camaradería. El desfile de músicos- amigos incluye también a Jeff Porcaro, Linda Rondstat, Leland Sklar y los ya mencionados Jackson Browne y Waddy Wachtel, entre otros.

La segunda mitad no decae en calidad, con más clásicos como "Nightime in the Switching Yard" (de alta rotación en las FM de Buenos Aires a finales de los 70´s) y "Lawyers, Guns and Money".
 
"Excitable boy": un clásico de ese soft rock inteligente, sagaz y de buenos temas que nos gustaría escuchar todas las tardes en el bar ideal. 

2 comentarios:

Copetín dijo...

Excelente! Lo conocí a partir de "Carmelita".

ultravivido dijo...

Claro que si, otro clasico de Warren. Salud!