jueves, 9 de febrero de 2012

Spinetta: la orilla infinita

Como jóvenes "clase 73 y 74", con mis amigos llegamos a Spinetta recién a finales de los 80. En su época hermética de "Tester de violencia" y "Don Lucero". Enseguida empezamos a ir a verlo en vivo. Recuerdo mi primer show de él, en el cine teatro Atlas de Villa Gesell, un verano. Después, ya con los amigos, otro recital memorable en los Lagos de Palermo. El escenario estaba armado sobre una especie de isla y entre Luis y el público resplandecía, en plena noche estrellada, el agua. A los pocos días lo encontramos probando una guitarra en el Paseo La Plaza. Le contamos que nos había gustado el show y él con mucha ternura nos dijo "gracias chicos". Y eso fue todo. Mis únicas palabras con Luis Alberto.


Pero hubo más recitales. Alguna vez, con 18, 19 años, nos dejaron entrar para los bises en el ya desaparecido Teatro Pueyrredón, en Flores. Fuimos corriendo hasta el escenario, justo cuando el Flaco tocaba una versión impresionante de "No te alejes tanto de mí".

FFWD: 2005, tal vez 2006. Con Flavia recién empezábamos a salir y fuimos a verlo a los Bosques de Palermo (otra vez: noche estrellada, cielo abierto y árboles como escenario). Abrazados, escuchamos a Luis cantar "Durazno sangrando".

Todo esto para decir que en vivo, Spinetta siempre pagaba. Siempre sonó. Las versiones mejoraban los originales y uno apreciaba mejor la riqueza armónica y sonora de los temas (que por otra parte, tan maltratados estaban en los discos, que nunca le hicieron justicia en cuanto a sonido). Además, en lo personal siempre me mató escucharlo tocar la viola.

Spinetta será siempre sinónimo de Artista. Esa palabra tan bastardeada. Esas personitas cada vez más difíciles de encontrar. Logró construir un lenguaje y una sonoridad propias (su música sonó siempre sólo parecida a sí misma. En este sentido, el "Planeta Spinetta" es más bien una Galaxia entera).

¿Y qué nos enseñó en sus discos? A abrir la cabeza. A estallar en palabras de pura poesía. A pensar en mundos posibles, con una música que apuntaba al Cosmos (ahí donde Charly fue siempre el genio esencial de la ciudad y el tango, Spinetta fue el otro cenit del par).

Spinetta nos enseñó a ser libres. Así, de una. No hay que ruborizarse al decir estas cosas. Su obra es una invitación al Amor y a la Libertad.

¿Y qué más? Que la visión artística no se negocia (su carrera apenas tuvo un par de deslices - o mejor dicho, uno solo, "Only love can sustain"- en 40 años). El resto, puede gustar o no, pero nunca hizo concesiones. Ojalá los nuevos artistas que vengan se iluminen con la Luz Spinetta y no con las lamparitas de colores que venden en Once.

Esas armonías raras. Esa forma de cantar por momentos exasperante pero absolutamente emparentada con esas palabras y esa poesía. Cada uno tendrá sus versos favoritos de Luis. Hoy yo tengo los míos cuando en mi cabeza no para de sonar "Ludmila/ golpeo en tu puerta/ no se si estás despierta aún/ Mi amor Ludmila/ yo veo en tus ojos/ y veo un ancho mar". Mañana serán otros. Y pasados otros más. Seguro.

Ultimamente no lo escuchaba tanto. Sus declaraciones -un poco en el tono de una vieja quejosa, hay que decirlo- me ponían mal, me bajaban la líbido para escucharlo. Pero aún así, cada tanto vuelvo a sus discos.

No voy a ser original: todo lo que grabó hasta Invisible inclusive es potente, original 100%, creativo y con una energía desbordante. Después le elijo cosas aquí y allá: con el tiempo revaloricé Spinetta Jade (ese Prog Rock que se fue porteñizando, cada vez más Buenos Aires). En el medio, esa joyita que es "Kamikaze".

Su último gran disco fue "Peluson of milk" (1990) inspirado por el nacimiento de su hija Vera. Todavía con una altísima concentración melódica, poética y luminosa. Ahí están "Ganges", "Bomba azul", "Cielo de tí", "Dime la forma". Luego de eso se empezó a desinflar y a repetir un poco. Pero muchos perejiles lo hacen mucho antes. Con menos de la cuarta parte de obra. Ni hablar.

El último rayo de luz fue verlo homenajeado en vida en el show de Las Bandas Eternas. Me hubiera gustado estar ahí. En un plano más íntimo, una mañana de sábado prendí la tele y lo vi cantando "Muchacha" casi a capella con los restantes Almendra. Como un boludo, me puse a llorar delante del televisor. Ahí estaban esos viejitos hippies, los cuatro juntitos en un sillón, todavía afinando perfectos con sus voces inmaculadas. Esos que 40 años atrás habían empezado a armar la cosa del rock nacional porque sí. Porque había que hacerlo.

Mi "playlist Spinetteano" seguirá sonando con "Para ir", "Ana no duerme", "Cementerio club", "Credulidad", "Bomba azul", "La montaña", "Amenabar", "Alma de diamante", "Suspensión", "La llave del mandala", "Kamikaze", "Ludmila", "Cielo de ti", "Algo flota en la laguna", "No te alejes tanto de mí", "Despiértate nena". 

Y "Los libros de la buena memoria", "El anillo del Capitán Beto", "Durazno sangrando", "La luz de la manzana", "El marcapiel", "Dios de la adolescencia", "Preciosa dama azul", "Alcanfor", "Diana", "Las golondrinas de Plaza de Mayo", "Pequeño ángel", "La herida de París", "Dime la forma", "Fina ropa blanca", "Barro tal vez", "Crisálida", "La sed verdadera". Y otras que seguro se me olvidan

Canciones cósmicas y curativas. Ahora y siempre. Contra todos los males de este mundo, Luis Alberto Spinetta.

UVVD, febrero 2012.

11 comentarios:

la javanaise dijo...

"bueno, alabado sea díos"
http://www.youtube.com/watch?v=wPz-3c6Fcyc&feature=fvst

ultravivido dijo...

Gracias Java. Del mismo show:

http://www.youtube.com/watch?v=nYV4bd_q5mM&feature=related

EFC dijo...

Me encantaría poder haber escrito algo así. De esa forma.
Lo único q me animo a agregar es un tema, q es el q no Para de sonar en mi cabeza: "al ver veraz"

Abrazos

EFC dijo...

Al ver veras, con "s" (con z es muy "afip")

ultravivido dijo...

Por mi ventana de al ver verás/brilla un rayo al amanecer/las horas ya no pasan,
las heridas se han ido/todo dura un instante/todo dura un instante para toda la vida.

Y al observar toda la locura/ la sociedad o lo que ya se fue/ entiendo que tu amor transpone todo refugio/quema todo y sin armas.

Ven a ver y al ver verás/ yo con mi cuerpo te cubrire/ no importa que abandones lo que ya no resulta/
todo dura un instante/ es mejor ser el viento/ todo dura un instante para toda la vida.

NoFlash dijo...

muy bueno Loco!!!...esperaba ansiosamente leerte sobre éste mal de éste mundo. Me queda una mirada un poco pesimista sobre la música futura; le están soltando la mano y no hay nadie quien la vuelva a tomar...en fin, realmente estoy muy triste y coincido en que (por lo menos en mí) expresaba Libertad. Éstos últimos años me ha acompañado muchísimo y Lejísimo. Siento que se nos fueron tardes históricas, alabados arreglos de bata, riffs, empanadas hipponas; razonamientos complejos e indescifrabales de los que Él quería decir. No sé fue uno más.
SE FUERON VARIOS

ultravivido dijo...

Gracias, amigos, por compartir el Spinetta que cada uno se lleva consigo. Abrazo

Santiago Segura dijo...

Pasó una semana y sigo bajoneado. Gracias por el texto.

Y ya que estamos, dejame discutirte lo de último gran disco, te recomiendo que prestes tus orejas (?) a Los ojos (1999) y Pan (2006).

ultravivido dijo...

Gracias Santiago por pasar. Es cierto, fueron varios dias lagrimeando por los rincones por el Flaco. Abrazo!

Anónimo dijo...

At this time I am going away to do my breakfast, when having my breakfast coming
again to read further news.

Here is my homepage; ford ranger

Anónimo dijo...

Hi, I do think this is a great web site. I stumbledupon it ;) I will return yet again since i have bookmarked it.
Money and freedom is the best way to change, may you be
rich and continue to help others.

Here is my website; ranger forum