lunes, 16 de abril de 2012

Discos: Second coming (Stone Roses, 1994)

Innumerables problemas de drogas, egos y batallas legales con su primer sello, Silvertone Records, demoraron hasta lo impredecible el segundo disco de los Stone Roses, la gran esperanza británica de comienzos de los 90. Cuando finalmente apareció “Second coming” pocos se acordaban de ellos, el escenario musical había cambiado –Madchester quedaba atrás - y la magia de aquel 1989 se había esfumado.

Sin embargo “Second coming” resultó un muy buen disco. Si bien no estuvo a la altura del mito o de la espera, fue un gran álbum de todas formas. De haber sido editado hoy, seguramente estaríamos hablando de él en otros términos. 

Allí donde la candidez de joyas como “Waterfall”, “She bangs the drums” o “I wanna be adored” había desaparecido, ahora asomaba una banda más “profesional”, si se quiere, aún con los peligros que eso entraña. Mejor grabada y producida (desfilan varios nombres en los créditos) y capaz de generar mayores espacios para que la música fluya. En eso, el disco tiene más cuelgue y espíritu de “live jam”. Sólo basta chequear “Daybreak”, “Straight to the man” o la larga zapada al comienzo de “Braking into heaven”

El costado folk/ pastoral que el grupo siempre había frecuentado, aquí esta representado por “Your star will shine” y “Tightrope” y los mancunianos incorporan un pulso bastante más firme –casi mudándose a la Rave- en “Driving south” y “Begging you”, uno de los singles. No obstante, la mayor influencia acá es Led Zeppelin, que tiñe todo el set de un approach Hard Rock nuevo para el grupo. En esta veta, los riffs destructivos de John Squire en “Love spreads”, la joya del disco, son elocuentes.

Hay otros momentos musicalmente valiosos en “Second coming”: el mojón pop en “Ten storey love song”, la dulzura de “How do you sleep”, la vibración de “Good times”. Sin embargo, como dijimos, la magia inicial ya era irrecuperable y aquellos cinco años perdidos en pleitos y dilaciones les jugaron en contra. No obstante, el Imperio ya tenía puestos los ojos en lo que sería su Zeitgeist musical de la década, con Blur y Oasis a la cabeza. Otra historia empezaba. 

Bonus
Por si todavía queda algún desprevenido, los Stone Roses anunciaron oficialmente su vuelta al ruedo en 2011, con varias fechas en Festivales a lo largo de este año. Hasta se rumorea la grabación de un tercer disco. 

Stone Roses
Ian Brown, John Squire, Mani, Reni. 

3 comentarios:

Alex Palahniuk dijo...

The Stone Roses, la banda puntera de Madchester y la última gran banda que dio Inglaterra junto con Oasis, Blur y Radiohead, para mí, claro está. Saludos, ya me iré pasando :)

Astilla Dominguez dijo...

Podríamos trazar un paralelo entre el primero de Stone Roses y el primero de Guns con sus respectivos segundos trabajos?

ultravivido dijo...

Por lo de "Roses"? Ejem, no lo veo. Pero si quieres explayate. Ultravivido no censura.