lunes, 1 de julio de 2013

Discos: Superunknown (Soundgarden, 1994)

Si bien los Soundgarden venían de grabar un gran disco como "Badmotorfinger", el mundo los conoció gracias a "Superunknown". Sobre todo por la altísima rotación que le dieron los canales de música a "Spoonman" y "Black hole sun". Fueron videos "emblema" de la MTV en su período Grunge- amor a Nirvana. ¿Se acuerdan?

Pero el disco (que produjo Michael Beinhorn) era mucho más. La banda mostraba versatilidad, inteligencia, potencia y muy buen nivel compositivo (a pesar de que al disco le sobran temas, como a casi todos los lps grabados entre comienzos y mitad de los 90, tiranía del formato CD mediante).

"Superunknown", en todo caso, proponía un trip oscuro, denso, pesadillesco. La cosa empieza a ponerse buena con "My wave", sobre un riff insistente y una melodía bien simple. Le seguía un tema que con el tiempo se convertiría en clásico: "Fell on black days". Arrastrado, girando todo el tiempo sobre una misma obsesión sonora. "Superunknown" es un temazo del carajo: siempre ahí arriba, como una pesadilla que no se termina y que nos lleva por distintos recovecos sin perder fuerza jamás. Uno de los highlights del disco.

 
Por supuesto que acá hay una gran pericia de parte del cuarteto de Seattle, lo que los hacìa un grupo casi "progresivo", o al menos "virtuoso" dentro de la camada Grunge. Matt Cameron es un baterista poderoso y capaz de sorprender con ritmos doblados, irregulares, sin perder filo ni sonar como un sesionista. Kim Thayil aporta unas guitarras desquiciadas por todas partes y Ben Shepherd aporta su granito de arena con bajos bien funcionales (de Chris Cornell no vamos a decir mucho porque nunca fue de nuestros cantantes favoritos).

Hay más tela para cortar en este disco de 1994. "Head down" es otro temazo, bien climático y denso antes de "Black hole sun" (un tema que -si nos guiamos por su título y por aquel impresionante video- habla sobre los peligros del bendito agujero de ozono ¿no?). Pegado, "Spoonman" es el costado Zepp de los Soundgarden en su máximo esplendor. El tema tiene muchas vueltas y detalles, incluidas esas cucharitas acompañando el ritmo endiablado de Cameron. Otro buen tema ¿y cuántos van?

Como ya dijimos, al disco le sobran varios temas (se nota a la altura de los tracks 9-10 y sobre el final, sacando ese tema rápido y efectivo que es "Kickstand" y otro bueno que es "Fresh tendrils"). En fin, cada tanto se puede volver a "Superunknown" en busca de algo pesado, sofisticado y que todavía suena como la hostia. 

Soundgarden 1994
Chris Cornell, Kim Thayil, Ben Shepherd, Matt Cameron.

Discografía cercana
Badmotorfinger (1991) Superunknown (1994) Down on the upside (1996).

9 comentarios:

Leo dijo...

Gran rescate, Ultravivido.
Aunque no se por que extraña razon me pega mas "Badmotorfinger".
Igual este disco esta ahi nomas.
Me permito agregar "Mailman", densa y bella cancion.
Abrazo grungereano.

ultravivido dijo...

Hey Leus, abrazo noventoso. Reescuchar este disco me trajo imagenes de hace años. Badmotorfinger es otro muy buen disco, of course.
Besos

Mastrángelo dijo...

Cómo no me voy a acordar... es uno de los discos de mi adolescencia, y como buen púber de MTV que era me sabía todas las letras de memoria, hasta la de los temas sobrantes, que como bien dijiste no son pocos, como "4th of July" -de hecho, todavía las recuerdo- de pé a pá.

Debo decir que dejé de lado este álbum y casi todo lo relacionado con el grunge justamente por lo que hablábamos el otro día: me huele muy atado a un momento, y también me da por las reverendas pelotas que forme parte de esa idea pergolinesca de lo que es rock y lo que no es. Es decir, le tengo un rechazo no solo melódico sino también "político".

Para mí, cualquier conversación orientada al rock termina cuando alguien nombra STP o Foo Fighters o Alice In Chains. Ahí internamente doy por cerrado el intercambio de ideas.

En fin, sobre Superunknown creo que has dicho lo que debía decirse: un disco demasiado extenso, con unos primeros 10 temas que, hay que decirlo, de veras vuelan la peluca. Bien mencionada la complejidad del laburo de guitarras: creo que solo un tema tiene la afinación típica, el absoluto resto presenta variantes bastante extrañas. Tengo el songbook y es un verdadero quilombo.

Ah, y el metraje excesivo asimismo termina por generar odio hacia el bueno de Cornell: hermano, pará de gritar.



ultravivido dijo...

Totalmente ¡que pare de gritar ese muchacho! Lo de las guitarras lo dije totalmente de neófito, no entiendo un pito de afinaciones, asi que rescato tu dato.

No entendí esta parte de tu coment: "Para mí, cualquier conversación orientada al rock termina cuando alguien nombra STP o Foo Fighters o Alice In Chains. Ahí internamente doy por cerrado el intercambio de ideas"

Los Alice los banco, siempre me gustaron porque eran diferentes al resto, con una vuelta no tan obvia como en general el Grunge.

Abrazo

Astilla Dominguez dijo...

Gran disco, aunque mi favorito sigue siendo el anterior. Raro que no menciones la ENORME influencia de Sabbath en el grupo. Creo que la extensa duración del LP reside en su desmedida ambición.

Mastrángelo dijo...

jaja, ese párrafo tiene que ver con que yo relaciono ciertas bandas con una idea muy de Pergolini, de "esto es rock". Stone Temple Pilots, Foo Fighters, etc.

Digo eso porque hay gente que piensa que son grosos de verdad, lo que a mí me parece una miopía espantosa, además de vagancia, porque el panorama es amplio si te proponés a investigar un poco. Me cuesta separar a Pearl Jam (por ejemplo) de todo eso, la verdad. Me remiten a una cortedad de panorama, independientemente de cuántos discos buenos tengan -que los tiene-.

Tengo problemas con el grunge, en definitiva, hasta con el término, nunca usado por los protagonistas. Me temo que lo odio, aunque tenga a Nevermind "allá arriba", a Nirvana bah, que los re banco.







ultravivido dijo...

AStilla, desde ya lo de Sabbath. No era un artículo in extenso sobre Soundgarden, más que nada rescatar este lp. Pero bien ahí, claro.

Mastrangelo, yo que vos lo que diga Pergolini me lo pasaría por el quinto forro...Es un idiota que le cagó la cabeza a media generación de pibes con su idea del "rock". Y lo sigue haciendo.

Abrazos estimados, gracias por pasar

Mastrángelo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mastrángelo dijo...

Claro que me lo paso por el toor!! El problema es que el tipo sigue inoculando esa idiotez y le siguen creyendo.

Pero además coincide con que son sonoridades con las que no me identifico, si es que hay que identificarse con algo.