lunes, 14 de octubre de 2013

Discos: Discipline (King Crimson, 1981)

Robert Fripp había puesto a hibernar a King Crimson después de la edición de "Red" (1974) y el lp en vivo "USA", de 1975. Lo despertó siete años después, en 1981, con sonido y alineación nueva. 

El primer disco con la ya célebre formación Fripp-Belew-Levin-Bruford fue éste "Discipline". El primero (y para mí mejor) disco de la "trilogía de los colores" que completarían "Beat" (1982) y "Three of a perfect pair" (1984). Rojo, azul y amarillo, en ése orden. Recuerdo unas ya lejanas noches de verano en Buenos Aires, escuchando este lp con auriculares, maravillado por la potencia de la música. Todavía conservo mi edición nacional en vinilo. 

Es cierto que hay un aggiornamiento a los 80 en la trilogía (sobre todo en el uso de sonidos sintetizados). Pero al menos en "Discipline" la cosa está balanceada: el ADN del grupo está ahí, remitiendo a la misma pesadilla, la misma búsqueda de lo liberador desde lo siniestro. Todo eso que caracterizó a Crimson desde siempre, independientemente de su envoltorio externo. 

Los dos primeros temas te pasan por arriba: "Elephant talk" es un Funk robotizado, una cita más que directa a los Talking Heads circa Eno (o podríamos decir, lo que Adrian Belew se llevó de enseñanza de la época de "Remain in light"). Le pegan "Frame by frame", suspendida todo el tiempo en unas guitarras circulares que traen y llevan al tema sin caer nunca. Endemoniado. 


"Matte Kudasai" es el primer momento de relax. La canción realmente logra mecerse y tiene unas melodías muy bellas. ¿Cuántas veces Crimson sonó así de tierno? Sobra los dedos de una mano para contarlas. Para cerrar la primera mitad la cosa se vuelve a poner densa (un flashback a lo más torturante de "Starless and bible black" probablemente) con "Indiscipline". Algo así como un ejercicio de caos controlado que en vivo el grupo extendía y acomodaba a la improvisación de los músicos (chequear la versión de "B´BOOM", el bootleg oficial "Live in Argentina", de 1995. Un disco hiper recomendado para ver de qué era capaz del doble trío formado por entonces). 

"Discipline" es también un disco sobre energía. Sobre cómo generarla y mantenerla. "Thela Hun Ginjeet" es un ejemplo de esto: va cambiando de forma, sube, baja, pero nunca se cae del todo de esa base tremenda que arman Bill Bruford y Tony Levin. Otra con influencia Funk. 

Es necesario bajar de todo este nerviosismo, y como B2 tenemos a unos Crimson casi en estado Ambient con "The sheltering sky". Es un momento quieto, paisajístico (suponemos que la música habrá estado inspirada por la novela de Paul Bowles del mismo nombre, situada en el Lejano Oriente). 

Lo mejor llega cuando la banda se llama a silencio y deja respirar la música sin tanta intervención, apenas pasado un puñado de compases. Magistrales. Luego sí, vuelve todo el arsenal de sonidos exóticos y melodías locas, orientales Cierran con otro Funk maquinal y volado, "Discipline"

King Crimson 1981
Robert Fripp, Adrian Belew, Tony Levin, Bill Bruford.

Discografía cercana
USA (1975) Discipline (1981) Beat (1982).

2 comentarios:

bernardo de andres herrero dijo...

Un renacimiento del grupo que parece otro distinto,. El comienzo de una trilogía mágica. Mi inicio con los Crimson. Esencial junto con el Ansent Lovers el directo oficial en Montreal de 1984 dónde se demuestra lo mágico de la formación

ultravivido dijo...

Que tal Bernardo. No escuché ése en vivo que mencionás, lo voy a buscar. El que siempre me pareció tremendo es B´BOOM, el doble en vivo en Argentina, con la formación de doble trío de los 90. Ahí vuelan por el aire! Saludos, gracias por pasar.