martes, 18 de enero de 2011

Discos: Kimono my house (Sparks, 1974)

Género: canciones para energizar tus días de verano

Si a comienzos de los 70´s Roxy Music representaba una vanguardia completamente inalcanzable para el canon rockero, los Sparks parecían anticipar en varios años los guiños de la New Wave por venir. 

Su disco más redondo, el clásico "Kimono my house", todavía suena -a casi 40 años de editado- asombrosamente nuevo

Barroquismo teatral y un olfato pop avanzado para la época. Canciones épicas y estructuras osadas. Magnanimidad y dinamismo al mismo tiempo. Citas humorísticas -en sus letras- a la cultura pop. Un combo difícil de encajar en el imaginario rockero de primera mitad de los 70´s

Brevemente, hay que decir que Sparks fue el dúo que los hermanos Ron y Russell Mael formaron en Los Angeles en 1970. Luego de un par de reseñas favorables en los tabloides británicos viajaron a Londres, donde reclutaron un nuevo line up para la banda. Firmaron para Island Records y entre diciembre del 73 y febrero del 74 registraron su tercer larga duración. 

La antológica aparición del dúo en la BBC tocando "This Town Ain't Big Enough for Both of Us" (primer single del álbum) permanecerá en los anales de la historia del rock. "Amateur hour", por su parte,  es Blondie un par de años antes: afilada, barroca, irresistiblemente pop.  

El inicio dramático de "Falling In Love With Myself Again" le da paso a una balada de trasnoche y tintes épicos, mientras que "Thank God It's Not Christmas" y "Talent Is An Asset"  adelantan el calendario New Wave al menos 5 años. "Equator" (el cierre del álbum) es un blues lisérgico, fuera de foco y decadente y "Hasta Mañana, Monsieur" lee a los contemporáneos Roxy con más desparpajo que los propios Ferry y Manzanera...

En fin, son muchos los tesoros a lo largo de esta obra maestra. A cierto exceso de barroqusimo (sobre todo en el falsetto repetitivo de Russell) "Kimono my house" le opone una fuerza arrolladora en ideas y dinámicas. Esas que lo convierten en un disco irresistible. 

Energizante. Raro y adelantado. Siempre nuevo a todo.

Bonus

* "This Town Ain't Big Enough for Both of Us" fue versionada por Siouxsie and the Banshees (una de la tantas bandas influidas por los hermanos Mael) en su disco de covers "Through the lookin´glass" de 1987.

* Fan confeso desde aquellos 70´s, en 2004 Morrissey invitó a los Sparks a tocar en el Meltdown Festival.

9 comentarios:

Carlos Garcia dijo...

Buenisimo discos este que comentas amigo. Bueno, escribo tambien para comunicar que Pensando discos, desde ahora se transforma en Discos Pensados. Dejo link. Saludos

http://discospensados.blogspot.com/

Víctor Hugo. dijo...

Una genial pareja de hermanos que nos ha dado grandes canciones Pop. Creo que Sparks es un grupo muy a tener en cuenta. Brillantes.

Saludos.

Ian dijo...

Un discazo!!!! saludos.

Xim dijo...

Buenas, WOW!!! he salido finalista en un concurso de relatos, ahora sólo necesito recibir muchos comentarios y seré el GANADOR, qué ilusión me hace!!! me siento como Ernesto de Hannover delante de una botella de Whisky!!!! así que ya lo sabes, pásate por mi blog y ahí está el enlace que te llevará a la pagina oficial donde se acumularán los votos, gracias muXas, el relato iba sobre el calzado femenino y que un tío haya sido finalista es algo que me honra mucho, espero tu voto...SaLu2...Xim

Johnny Dibud dijo...

Conozco este disco desde hace muchos años. Una auténtica joya. Eres el segundo bloguero (después de Victor Hugo) al que le leo algo al respecto. Bien, bien, me gusta que se reivindique este disco. Saludos.

ultravivido dijo...

Estimados navegantes del espacio, gracias por pasar. Me alegro que les haya gustado la inclusión de los Sparks

Carlos, agendado tu cambio de nombre en el blog..

Xim, ya estaremos haciendo llegar nuestro sufragio para tu relato! Exitos!
UVVD.

Astilla Dominguez dijo...

Un excelente disco, de principio a fin. Sparks tiene una discografía muy pareja, pero este sobresale, queda claro. Me atrevería a decir que su influencia se filtró en The Darkness, aquel combo británico de comienzos de década que mezclaba pasajes de Def Leppard, Queen y, principalmente, Thin Lizzy. Si los escuchás con detenimiento verás que no estoy tan errado. No por nada su cantante, Justin Hawkins, grabó su propia versión de "This Town Ain't Big Enough for Both of Us" cuando intentó emprender una carrera en solitario. Cheers!

ultravivido dijo...

Buen dato, aunque como Ud sabe, The Darkness nunca llamó a mi puerta. Salud Astilla en su onomástico! Cheers!

Pocho dijo...

Horribles