jueves, 23 de agosto de 2012

Clásicos: Red (King Crimson, 1974)

El camino se hace al andar, dice el refrán. Y todos los pasos que fue dando el Monstruo Carmesí de Robert Fripp fueron, a su modo, fascinantes.

Pero de todos ellos, "Red", de 1974, cierra como un mazazo en la frente. Allí donde otros excelentes discos como "Starless and bible black" o "Lark´s tongues in aspic" generaban desbordes e incertidumbre, "Red" cerraba certero y afilado.

Tras la partida de David Cross en 1974, el grupo quedó reducido al trío Fripp- Wetton- Bruford. Sin embargo, los amigos (entre ellos Ian McDonald y el mismo Cross) colaboraron en esta grabación, que tuvo lugar en los Olympic Sound Studios de Londres, entre julio y agosto de aquel año.

"Red" (el tema) termina ganando por K.O en base a la insistencia de su riff macabro. Y los constantes "ida y vuelta" que comanda Bill Bruford. En la parte media entran unos cellos de ultratumba, en contrapunto con las guitarras zumbadoras de Fripp. "Fallen angel" es un falso remanso de quietud y bonanza, que en sus momentos más calmos recuerda pasajes de los primeros lps del grupo. Pero a no engañarse, que en "Red" nada es  tierno. El tema crece, se desborda, florece en el estribillo que se repite entre saxos y guitarras chirriantes. Una cacofonía magistral.

La de noches alucinadas que pasamos con estos temas. Eso es lo que me recuerda "One more red nightmare": auriculares, noche profunda, vúmetros del equipo en rojo. El riff...bueno, esto sí que es pesado y siniestro. Violento y sofisticado a la vez .

La banda va y vuelve (acá se luce, como en ningun otro tema, Bruford) y en la mitad todo queda colgado de un arpegio hipnótico, envolvente: el mejor momento de todo el disco. Saxos voladores, tempo de blues/ vals, una demencia absoluta. Como si nada, la banda corta y vuelve al motivo principal. Como si estuvieran tocando Hard Bop cruzado con Hard Rock. O algo así. Extasis del sonido pleno.  

¿Y de qué hablan las letras de Crimson? Bueno, pedimos disculpas, pero bastante trabajo y fascinación nos causó siempre su música como para, encima, tener que entender esas enigmáticas letras. "Providence" propone algo así como un collage de sonidos concretos (el "Revolution 9" de Robert Fripp). O apenas un intermezzo para llegar con ganas a "Starless", entre cuerdas, Mellotrones y un clima tenso y bellísimo, antes del aguijonazo punzante del final y la coda freejazzera.

"Red" fue el Canto de Cisne de un gran período de King Crimson. Poco después, Fripp mandaría a hibernar al Monstruo, hasta nuevo aviso.

King Crimson- discografía cercana
Starless and bible black (1973) Red (1974) USA (1975).

2 comentarios:

Perry Mastrángelo dijo...

Duro, corrosivo, magistral. Cinco estrellas es poco.

Salud!

ultravivido dijo...

Si, me gustó lo de "corrosivo". Exacto el término. Saludos Perry, gracias por pasar