jueves, 21 de marzo de 2013

Discos: Underwater moonlight (The Soft Boys, 1980)

El clásico de Robyn Hitchcock y The Soft Boys sigue sonando fresco y lleno de ideas a más de 30 años de editado. Tiene poco que ver con su contexto y a la vez podría haber sido grabado en cualquier otra época. Si no te dicen "es de 1980" no te das cuenta. Uno de esos discos, en verdad, inoxidables.

La clave, por empezar, está en las canciones. ¡Qué grandes esas guitarras y coros abiertos que parecen lanzados al aire en "I wanna destroy you"! ahí nomás, al comienzo, para empezar a sentir este chorro de energía de 36 minutos que es “Underwater moonlight”.

Y ya desde este primer tema nos hacemos la misma pregunta de siempre, tratándose de Robyn Hitchcock: ¿esto es música pop? ¡Claro que si! Pero se trata de ese pop que nunca será para todo el mundo. Y es que si bien los guiños y arreglos pertenecen a la mejor tradición pop (Beatles, Byrds) algo en su confección final, en su armado y su maquillaje siempre puso a la música de Hitchcock en un lugar “alternativo”, aún cuando ése término todavía no existía. En ese sentido, “Underwater…” es otro clásico disco de merodeadores de cuevas melómanas, de “entendidos”.

Otra maravilla de este álbum es la profusión de arreglos inventivos, audaces, y los toques psicodélicos repartidos aquí y allá, como en "Kingdom of love". Misteriosa en las estrofas y con gran estribillo y arreglos que cruzan a Syd Barrett con el filo New Wave. El bajo serpenteante de Matthew Seligman y los firuletes guitarreros del gran Kimberley Rew hacen el resto.

Como si en cada tema adoptara humores bien diferentes, en “I got the hots” el grupo toca una clave densa y bluseada en tono Pub Rock, mientras que en “Tonight” y sobre todo “The Queen of Eyes” (una cita directa a The Byrds) pavimentan el camino para los que estaban llegando, como los primeros R.E.M y demás “Indies”.

Hay más joyitas con el instrumental “You'll Have to Go Sideways" (una cortina casi casi de cine Clase B) y la saltarina “Underwater moonlight”, mitad canción de gnomos, mitad Power Pop para cantar en tu habitación.

El album fue reeditado en 2001 con nueve outtakes y un disco bonus (“...And How It Got There”) que es la delicia de los fans: incluye 17 temas sacados de los ensayos del disco en “The Boathouse”, un club house en Cambridge. 

The Soft Boys 1980
Robyn Hitchcock (guitarras, voz, bajo en "Insanely Jealous") Kimberley Rew (guitarra, voces, bajo y sintetizador en "You'll Have To Go Sideways") Matthew Seligman (bajo) Morris Windsor (batería y coros). 

Discografía cercana
A can of bees (1979) Underwater moonlight (1980) Two Halves for the Price of One (rarities, 1981).

4 comentarios:

Mastrángelo dijo...

Sí, señor, como dijo un colega, tener y amar este álbum es como poseer un gran secreto, un código que compartimos unos pocos tarados que frecuentamos las cuevas.

No puedo agregar nada sobre este discazo, solo ponerlo a todo volumen y disfrutar. Espero pronto hacerme de la versión extendida, porque la mía de Yep Recprds termina en "Underwater..". ¡No tengo problema en tenerlo dos veces!

Saludos

ultravivido dijo...

Jaja, Hitchcock nunca sobra! Abrazo Perry

Mocker dijo...

Buenas Ultra, buen post sobre un disco que como decís es inoxidable. Me ha pasado que al poner este disco me dijeran y esta banda nueva quien es? O sea.. suena actual y fresco aún después de tantos años de su edición.

Saludos!

PD: Me mata los discos que pones al costado del blog.. otoñales a full.. ja. Cocteau Twins, This Mortal Coil, Elbow y ahora no me acuerdo bien que más.. un capo.

ultravivido dijo...

Gracias Mocker por pasar! Estuve leyendo tu reseña del nuevo de Bowie, que me lo acaban de regalar. Todavía no lo escuché bien.

"Discos otoñales" es toda una categoría para mí, es mi época favorita del año, te diría. Abrazo!